Francisco Simplicio

Francisco Simplício, considerado uno de los mejores guitarreros de la historia, nació en Barcelona en el año 1874. Comenzó su carrera como guitarrero en el año 1919 con el luthier Enrique Garcia tras abandonar el oficio de ebanista con el que trabajó para la prestigiosa firma Masriera Vidal de Barcelona. Francisco Simplício se considera el único alumno y sucesor de Enrique García, sus instrumentos se distinguen por tener una gran calidad acústica con un timbre especialmente dulce y por la exquisitez de sus ornamentos y detalles de construcción entre los que podríamos destacar sus inconfundibles rosetas y, en muchos casos, los minuciosos trabajos de labrado en la cabeza.

Cabe destacar que, desde la muerte de Enrique Garcia en el año 1922 hasta alrededor de 1925, Francisco Simplício continuó construyendo guitarras usando la etiqueta de Enrique Garcia, firmando como “único discípulo y alumno de Enrique García”, hecho que le sirvió para consolidar su prestigio como guitarrero antes de empezar a construir bajo su propio nombre.

En total, Francisco Simplício construyó 336 guitarras bajo su nombre entre los años 1922 hasta su muerte el 14 de enero de 1932.